loader image

 Juega al Rugby  |  Colabora  | 20 años  |  Seguro Deportivo  EnglishSpanish

Viernes 17 de Diciembre de 2021, Las Khaleesis se disponían a visitar Sevilla nuevamente para disputar el 1º encuentro del MATER SERIES. Este torneo reúne a mujeres de +35 que quieran pasar una jornada de Rugby disfrutando de las emociones y socialización que este deporte regala.

Así, se presentaban frente al bus, Uru, Sara, Amparo, Ana Leona, Sueca, Angy, Bea, Eli, Eva, Jelen The Spartan, Lore, Lur, Bloody, Mery, Maraina, Soto Machine, Marta The New, Ninex, Paz, Pi, Rebe, Rosa Bolu, Sofi, Vikinga, Lau y Pati. Lau es una Khaleesi Ancestral que decidió acompañarnos y aportar su granito desde la banda. Pati, a pesar de haberse lesionado en el último entreno, se hizo presente haciendo honor a la palabra Equipo. Tras realizar los últimos test de antígenos de la mano de nuestra Paz, Las Khaleesis suben al bus y parten hacia los campos de Sevilla.

Al día siguiente, tras el rico desayuno, las intrépidas guerreras parten hacia el club de Mairena ansiosas por pisar el césped y disputar su torneo. En la llegada, la bienvenida de las chicas sevillanas fue muy acogedora y tras asignar el lugar donde acampar, empiezan a aparecer los nervios de las nuevas y las dudas de las más antiguas, pero eso pasó rápido y las Khaleesis comenzaron a disfrutar del día.

Los árbitros del encuentro llaman a las jugadoras y técnicos para comentar las normas del torneo, ya que no se placaría sino que los partidos iban a ser tipo “Agarrata”. Esta modalidad impide que los equipos puedan placar evitando, supuestamente de esa forma, el contacto excesivo aunque cabe decir que me parece una modalidad bastante peligrosa. Tras las normas y durante el calentamiento, Las Khaleesis vuelven a los nervios y dudas ya que indicaban que ellas no habían practicado este tipo de juego y les tocaba iniciar torneo.

El primer rival de las Khaleesis serían las Camaleonas del Puerto. Estas chicas demostraron firmeza y fuerza a la hora de jugar. Las Khaleesis estaban en el campo desconcentradas y con cierto sabor agridulce debido al tipo de juego. El partido fue duro durante el primer tiempo pero en el segundo hubo un ligero despertar de la furia Khaleesi que propicio el ensayo de Lur tras un grandísimo maul. A pesar de ello, el encuentro se decidió a favor de las Camaleonas del Puerto. Cabe decir que en este primer partido no jugaron Bloody ni Vikinga que, al ver que estaban de suplentes, no pudieron contener el ansia viva de jugar y se unieron a las filas de SITGES, quienes habían ido al torneo solo con 3 gladiadoras.

La angustia y el desánimo se apoderan de las Khaleesis. Comienzan a aflorar dudas, inquietudes y reclamos. Uru decide hacer terapia de grupo y las pone en círculo para psicoanalizarlas. Se intercambian opiniones y se comienza a ver las opciones que se dispone ante este tipo de “agarrata”. Se dan pautas y se acuerda el tipo de juego que iban a realizar en el siguiente partido.

El segundo equipo al que se enfrentarían estas guerreras K serían las Lamiak de Bilbao. Si bien este equipo era duro y desafiante, las chicas de negro salieron al campo con otro espíritu y con las ideas claras sobre como jugar. Independientemente del resultado, se veían sonrisa en el campo y la emoción de disfrute se palpaba en el ambiente. Es así como la moneda caía del lado Khaleesi dando el puntapié para disfrutar de todo lo que viniera después.

El tercer partido sería contra las anfitrionas, Malas Madres. Unas guerreras legendarias a las que ya se habían enfrentado en el pasado. Este partido era importante ya que el ganador pasaría de ronda pudiendo seguir disputando el campeonato. Es necesario aquí comentar una anécdota de este encuentro porque es uno de los puntos de inflexión en el equipo. Así, cuando quedaban 2 minutos para el final y con un marcador de empate, las Malas Madres estaban a tan solo 5 metros de la línea de ensayo. En la banda, los nervios y las indicaciones eran constantes por parte de Uru. En un momento, Mele para Malas Madres; Rebe se acerca a Uru y le dice “¿Cómo recuperamos el balón?” Uru, que a veces es medio místico, le dice: “Tranquila, van a dar 3 pases y se les va a caer… Lo he soñado”. La frase “I have a dream” de Martin Luther King se hace presente ya que Las Malas Madres abren el balón y al tercer pase se les cae dando una mele a favor para las Khaleesis. La cara de Rebe es un poema que ni el mismísimo Neruda era capaz de extrapolar al papel. Paz hace seña de que va a patear y Uru como loco le dice que no lo haga, que busque el hueco que tiene enfrente. En ese momento a Paz le ilumina un resplandor celestial y el camino se le hace visible a sus ojos, el balón llega a sus manos, ataca el espacio y al ser detenida llega en apoyo Soto Machine que rompe la línea de defensa y se encamina hacia la línea de marca rival acompañada en la carrera por Uru desde la banda que tras el ensayo se funde con ella en un abrazo eterno. La euforia y la felicidad invaden todo el campo, no solo por haber ganado, sino porque la Resiliencia demostrada por este equipo es extraordinaria.

Es importante decir que las Khaleesis, en todos los partidos anteriores intentaron “negociar” con los equipos para jugar al Rugby pero los equipos decidieron encuadrarse en las normas del torneo.

El partido de Semifinales sería contra las Lacartijas. Este equipo tiene una trascendencia importante en este tipo de juego. Las Khaleesis, posiblemente debido al subidón del partido anterior, salieron un poco dormidas a enfrentarlas y el partido termino con un claro ganador, Las Lacartijas. Quedaba un partido por el tercer puesto que no se disputó porque las rivales desistieron de hacerlo. En ese momento las Khaleesis habían obtenido el 3er Puesto del campeonato.

La final se disputaría entre las Camaleona del Puerto y las Lacartijas. Las Camaleonas solicitaron ayuda a las guerreas Khaleesis, quienes participaron en la final. Esto demuestra que estas gladiadoras K son buscadas en todos los rincones de territorio ya que aportan fuerza, convicción y valores como Solidaridad, Respeto y Compromiso. La final termino en empate y los 2 rivales decidieron no seguir jugando compartiendo el primer puesto. Desde mi punto de visto, las Khaleesis han quedado segundas…

Como anécdotas del torneo podemos destacar varias. Ninex en 2 jugadas: una de ellas donde tras un enviste cae al suelo, se levanta y vuelve a la línea. El árbitro indica que tiene que volver a donde estaba porque genera superioridad y Ninex se acuesta de la misma forma que había caído; la otra, es cuando el árbitro marca Mele y Ninex pregunta que ¿Por qué juega a las Casitas? Marta The New que un momento es levantada como valija y mirando al cielo grita “Suelo, Suelo, Suelo” lo que en realidad quería decir “Bájame, por favor”. Otra, cuando en un ataque empieza a driblar a varias contrarias perdiendo una lentilla, la recoge y se acerca corriendo al árbitro diciendo “Señor ¿Qué hacemos? Se me ha caído la lentilla y este responde “No sé qué tendrás que hacer” mirando con cara de Poker. Amparo, en un momento jugando de medio mele, introduce el balón en la formación por encima, entre las cabezas de las que formaban la mele cayendo dentro como un huevo. Rosa Bolu, en un momento canta “Suelo” y el árbitro hace caso omiso de su petición ya que lo que en realidad escucha es “aoueego” porque el bucal le impide vocalizar correctamente. Sofi, que como un toro bravo detiene a una rival tirándola al suelo tras el enviste y dice casi sin fuerzas “ssuueeeloooo”, el árbitro se acerca y le dice, señora, si está en el suelo, no hace falta que cante suelo. Para finalizar, Sofi le dice en un momento al árbitro “Si quiere el señor, llegaremos a la final”; El árbitro la mira y responde “Lo dice por mi” y la respuesta de sofi fue “Nooo, por el de arriba”.

El tercer tiempo fue parte en el club y parte en las calles de Sevilla. En el club, las chicas quisieron homenajear a la Ancestral Khaleesi Lau que ha tenido que vérselas en la vida con un rival muy difícil y ha salido vencedora. Noche memorable y torneo precioso donde quiero felicitar a las Khaleesis por su implicación, entrega, apoyo y adaptación. Un torneo donde quedó patente que es un equipo ejemplar demostrando cohesión y armonía en cada acción conjunta.

Para finalizar quiero citar una reflexión que hizo Mery “Hay muchos valores en el Rugby que no están escritos en reglamento pero sirven y mucho. Entre ellos están la amistad, el respeto por el rival, por uno mismo y por la autoridad de partido, el compañerismo y la nobleza. Este deporte no se explica, se siente, se juega, se vive y por eso se transforma en una Pasión”.

Sevilla tiene un color especial pero sin las Kahleesis perdería brillo porque ser Khaleesi es una emoción crónica.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!